martes, 10 de junio de 2014

Conchillas (Uruguay) Turismo. Imágenes. Información.


Luego de haber visitado la ciudad de Colonia del Sacramento y antes de volver a Buenos Aires, me fui a visitar un pequeño pueblo llamado Conchillas. Me quedaba de paso por la ruta 21 y por algunos comentarios que recibí en el blog lo elegí como mi último destino antes de regresar a Argentina por unos días. Era otro viaje más en familia que no queríamos que se termine.



Fuimos a Conchillas sin tener la menor idea de su historia y mucho menos de la importancia del lugar. Para ser sincero, hasta ese entonces Conchillas no era más que otro punto en el mapa. Fuimos a conocerlo desde cero, sin ninguna referencia, sin saber absolutamente nada del lugar.

Un poco de información sobre Conchillas


Conchillas es una localidad uruguaya del departamento de Colonia. Se encuentra a 50 km de Colonia del Sacramento, capital departamental, y a solo 7 km del Río de la Plata. Cuenta con aproximadamente 500 habitantes.

Veamos un mapa para ubicarnos mejor: el globo azul es Conchillas y el pinche, el puerto. Pueden mover y acercar el mapa para buscar rutas y accesos.



Breve Historia (recomendado leer)


El nombre inicial fue “Las Conchillas”, por la gran cantidad de estas formaciones calcáreas bajo las primeras capas de los médanos. Allí, desde 1887 estuvo instalada la empresa inglesa Charles H. Walker & Co. Ltd., dedicada a extraer arena y piedra para la construcción del nuevo puerto de Buenos Aires, Argentina.

La compañía se instaló, levantando un gran complejo minero-industrial y un centro poblado, Conchillas, construido originalmente para dar alojamiento a sus trabajadores, provenientes de casi toda Europa.

El 24 de octubre de 1887 (fecha simbólica de la fundación de Conchillas) llegaron representantes de “Walker & Co.” a la zona donde posteriormente se instalarían, implantando su modo de vida, sus costumbres e, incluso, sus creencias.

Sin embargo, la Primera Guerra Mundial dio una señal de advertencia, cuando quedaron casi paralizados los negocios de la empresa y muchos trabajadores optaron por irse del pueblo buscando nuevas oportunidades.

Posteriormente, en la década del 50, las trabas que impuso el gobierno argentino al ingreso de piedra y arena desde Uruguay marcó el inexorable final de la factoría conchillense. Buena parte de las instalaciones fueron desmanteladas y en el año 1951 el pueblo entero, incluido su cementerio, se vendió a los empresarios uruguayos Urrutia y Capandeguy.

Estos, por su parte, vendieron viviendas y campos a las personas que ya los arrendaban. El cementerio y la plaza pública pasaron a la órbita municipal.

Recorriendo Conchillas


Al ingresar y ver el cartel de bienvenida que indicaba “Patrimonio Histórico Nacional” empecé a notar que no se trataba de un lugar cualquiera (recuerden que al visitar el pueblo no tenía toda esta información que ahora pude recopilar googleando en la web).

El primer lugar donde estacionamos el auto al llegar fue en la Parroquia. Frente a ella, había una plaza un poco descuidada, con varios aparatos para hacer ejercicios que, desde luego, aprovechamos para estirar un poco el cuerpo.

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

Siguiendo viaje por el mismo camino, llegando al centro del pueblo, nos llamó la atención la gran cantidad de viviendas antiguas color amarillo con techo de chapas a dos aguas que había una tras de otra. Hasta ese entonces, sólo nos percatábamos de su inconfundible estilo inglés, pero no hacíamos más que preguntarnos el porqué de tanta similitud en las construcciones.

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

Según marcaba el GPS del auto, a unos 7 km estaba el llamado “Puerto Inglés” o Puerto Conchillas, así que antes de caminar por el pueblo, hicimos un breve recorrido en auto y nos fuimos para el puerto a pasar un rato de la tarde, que a esta altura estaba soleada y espléndida.

conchillas uruguay

conchillas uruguay

Antes de entrar al puerto, debimos dejar el auto estacionado a un costado y aprovechamos para bajar y acercarnos a pie al río. Nuestro bebé viajero de casi dos años, fanático de tirar piedras al agua estaba más contento que nunca: era su momento de disfrutar de su gran pasión. Las piedras al agua son su debilidad.

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

La tranquilidad y la soledad sumadas a la inmensidad del Río de la Plata hacían de éste, un momento único. Sobre el puerto el viento soplaba fuerte y el ambiente se veía tan solitario que nos sentíamos los dueños únicos de tan preciado lugar. A los costados del puerto, para sumar soledad, se encontraban unas viejas construcciones abandonadas cuyas chapas se golpeaban con el paso del viento y todo se volvía fantasmal. Es indescriptible, la agradable sensación de estar solos en un lugar así.

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

Luego de tomar algunas fotos nos fuimos a recorrer las zonas aledañas al puerto. Hay un pequeño grupo de casas y un camping con balneario muy agradables. Tal vez por la época del año en que estamos (otoño) todo se veía un poco desolado, aunque a nosotros personalmente nos encantan los lugares así.

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

Nos cruzamos a la plaza a merendar: eran cerca de las 4 de la tarde, la tranquilidad y el silencio, incomparables. Había unos lugareños trabajando en la plaza y todo se veía seguro y ordenado. Realmente estábamos disfrutando de este lugar a pleno. Si hay algo que a esta familia nos gusta, es la tranquilidad que sólo en pueblos pequeños como éstos se puede encontrar.

Nuestra presencia llama la atención de los residentes mientras mi cámara no para de captar imágenes de este lindo lugar. Toda desconfianza hacia nosotros se termina con un cordial saludo.

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

conchillas uruguay

Entramos y salimos de Conchillas sin saber nada de su historia, pero con muchas ganas de volver y tal vez permanecer unos días allí para conocerlo más en profundidad. La ignorancia de aquel entonces, ahora que escribo este post, quedó atrás. Me pasé buen rato de esta tarde leyendo información sobre el pueblo y aprendiendo de aquello que había visto y fotografiado.

Para aquellos argentinos que al igual que yo, aman la tranquilidad y los pueblos rurales alejados de las urbes, de seguro les gustará conocer este pequeño pueblito llamado Conchillas.

Antes de terminar, algunos datos: el pueblo tiene destacamento de policía, un pequeño hospital, cajero y lugar donde hospedarse. ¿Qué más se le puede pedir?

Espero les haya gustado! Nos vemos en el próximo viaje! Si te gustó, no te vayas sin dejar un comentario al final del post. Es bueno conocer tu opinión. Compartí este post con tus amigos en Facebook, linkealo, compartilo y ayudanos así a seguir mostrándote más pueblos de Uruguay.